La cirugía de pecho es de las intervenciones de cirugía estética más demandadas en el mundo. Más de la mitad de mujeres que acuden a un cirujano plástico lo hacen para mejorar el aspecto de sus senos. Pero, a pesar de lo que se puede pensar en un principio, no siempre es cuestión de volumen, sino de embellecerlo. 

La mayoría de mujeres que desean mejorar el aspecto de su pecho no buscan únicamente Aumento de pechoaumentar la talla, sino también corregir asimetrías, mejorar la forma, la turgencia, la posición… porque existen muchas variables para conseguir un pecho bonito. En definitiva buscan un pecho bonito en armonía con todo el contorno corporal. Este es el objetivo del equipo de IM CLINIC dirigidos por el cirujano plástico Dr. Ivan Mañero y su equipo de IM CLINIC, “cada mujer requiere de un enfoque personalizado para conseguir unos resultados excelentes y duraderos”.

Os explicamos los casos más habituales y la mejor manera de conseguir embellecerlos.

Pecho pequeño: 

Cuando ya disponemos de un pecho bonito, pero su tamaño no se adapta al contorno corporal o a las expectativas de la mujer, la técnica más habitual es la colocación de prótesis mamaria de gel cohesivo de silicona.  Sin embargo, en ocasiones, esta cirugía puede realizarse conjuntamente con una técnica Coleman, que consiste en usar grasa de la propia paciente para mejorar el escote. Es importante tener en cuenta que la grasa sirve para mejorar la forma, mientras que es el implante quien proporciona el volumen. 

Si bien es cierto que el equipo de IM CLINIC valora cada paciente de manera individual, la experiencia de más de dos décadas y de miles de casos han llevado a preferir colocar el implante mamario detrás del músculo y, siempre que sea posible, por la vía axilar.  ¿Por qué? Porque además de conseguir un resultado muy natural, esta técnica evoluciona muy bien con el paso del tiempo y, hoy en día, podemos ver pacientes con pechos muy bonitos y  que se operaron hace más de diez, quince o veinte años.

¿Cómo escoger el implante mamario? El Dr. Ivan Mañero nos lo explica en este vídeo.

Pecho caído: 

Cuando el pecho está caído suele aconsejarse una mastopexia o elevación mamaria. Pero, ¿cuándo se considera que un pecho está caído? Muchas mujeres cuando ven que el pecho está vacío creen que está caído. Si bien es cierto que son dos circunstancias que se dan de manera conjunta, no siempre es así. Para saber si los senos están caídos debemos tener en cuenta dos estructuras anatómicas de la mama: la areola y el surco mamario.

Pues bien, se considera que un pecho está caído cuando la areola está a la altura o por debajo del suco mamario. Como decíamos, esta circunstancia suele ir acompañada de un vaciado de la parte superior de la mama que le da un aspecto aplanado al pecho. Cuando esto sucede, se acompaña la mastopexia de la colocación de un implante mamario, consiguiendo unos resultados muy bonitos y naturales.

Pecho vacío: 

Pero en ocasiones, el pecho no está caído, sino simplemente existe una pérdida de volumen mamario, ya sea por los embarazos, la lactancia, la pérdida de peso, causas genéticas, etc. El pecho parece algo “aplatanado” porque falta volumen en la parte superior y la piel está laxa. Sin embargo, la areola mantiene su posición. 

En estos casos, el objetivo del cirujano plástico es recuperar la turgencia perdida mediante el uso de prótesis mamarias. Se suele usar tanto la vía areolar como la axilar, dependiendo de cada caso. El resultado es un pecho muy bonito y rejuvenecido.

Pecho muy grande: 

Cuando el tamaño de la mama es excesivo, ya no solo se trata de una cuestión estética, sino también de salud. Un pecho demasiado grande puede acarrear problemas de espalda, hernias, problemas de la piel, etc. Pero no solo es cuestión de eliminar el peso que provoca esos problemas, el objetivo es reducirlo dejando una forma bonita, natural y juvenil. 

Para conseguirlo en IM CLINIC proponen utilizar prótesis mamarias. Parece una contradicción, pero según explican los expertos el exceso de peso del pecho provoca una caída y con ella una una pérdida de volumen en la parte alta de la mama. Si solo se utiliza el propio tejido para restituir ese volumen perdido, la forma final no suele ser armónica y con el tiempo, volverá a caer. Un implante mamario permite recuperarlo de manera más bonita, precisa y permanente.

En este vídeo el Dr. Mañero explica la cirugía de reducción de mamas.

Pechos asimétricos: 

La asimetría en las mamas suele darse ya desde la pubertad, cuando un pecho se desarrolla más que el otro, lo que suele provocar muchos complejos. En estos casos, el cirujano plástico deberá buscar una simetría natural, gracias al uso de implantes distintos para cada mama. 

¿Por qué usar dos prótesis? Porque si solo se pone un implante en el pecho más pequeño, con el tiempo las mamas envejecerán de manera distinta y la asimetría volverá a aparecer. Para los cirujanos plásticos de IM CLINIC es fundamental que las mamas queden igual no solo en forma y volumen, sino también en su composición para que evolucionen de la misma manera. El objetivo es equilibrar ambos pechos, con prótesis distintas en cada pecho para que se mantengan iguales con el paso del tiempo.

Aquí la capacidad artística del cirujano es imprescindible, pues el seno asimétrico puede también sufrir caída, ser demasiado pequeño, estar vacío o todo a la vez.

Pecho caprino o mamas tuberosas: 

Se llaman habitualmente mamas tuberosas, pecho caprino, mama tubular… Y se trata de una malformación de la mama que requiere de una cuidadosa técnica de reconstrucción. Dicha cirugía suele combinarse con un aumento de volumen del pecho, así como la corrección del tamaño y la posición de las areolas (que suelen ser muy grandes). Pero además, en muchas ocasiones, el pecho caprino también suele ser asimétrico, por lo que el reto es mucho mayor y requiere de una gran experiencia del cirujano. 

En este enlace, os dejamos un vídeo para que podáis ver la cuidadosa técnica necesaria para corregir unas mamas tuberosas. El resultado es un pecho redondeado, turgente y proporcionado al resto del cuerpo.

En el siguiente vídeo el Dr. Mañero nos explica cómo se lleva a cabo la corrección de las mamas tuberosas.

Diagnóstico,  experiencia y resultados

Lo más importante para conseguir los mejores resultados y que estos perduren en el tiempo es un diagnóstico preciso y una larga experiencia para escoger la mejor técnica o combinación de técnicas en cada caso. Esto es lo que te ofrecemos en IM CLINIC, junto a un gran equipo de profesionales con un concepto artístico y una filosofía a la búsqueda de la excelencia en cirugía plástica. Su filosofía de trabajo es conseguir el éxito en cirugía plástica al tiempo que se ofrece una experiencia de confort y bienestar a sus pacientes.