La cirugía estética relacionada con el pecho: el aumento de mamas, la reducción y la mastopexia (también conocida como levantamiento lifting de senos) son las más solicitadas tanto en España como en el mundo.

Para solventar dudas sobre este tipo de cirugía plástica y aclarar algunos conceptos sobre las diferentes cirugías de mama preguntamos al Dr. Ivan Mañero, cirujano plástico estético y reparador, fundador de IM CLINIC y un experto en cirugía de la mama. Por sus manos ya han pasado más de 20.000 mujeres para embellecer sus pechos con cirugía estética.

¿Sigue siendo el aumento de mamas la cirugía más solicitada por las mujeres?

No exactamente. Las mujeres de hoy en día son muy exigentes y buscan principalmente embellecer su pecho, es decir, conseguir un busto turgente, firme, con una forma bonita y con un volumen en armonía con su contorno corporal. Entrevista Ivan Mañero, cirujano plásticoEsto, en ocasiones, puede significar simplemente aumentar el pecho, cuando la paciente es joven y con un pecho natural bonito, pero en otras ocasiones será necesario recurrir a una combinación de varias técnicas para obtener el mejor resultado y que éste sea el más duradero.

¿Estamos hablando de un nueva cirugía mamaria? 

En realidad hablamos de un nuevo concepto donde combinamos distintas técnicas para conseguir los mejores resultados. Esto requiere de una mayor pericia, entrenamiento, experiencia y conocimiento por parte del cirujano plástico. Yo llevo años realizándola y puedo asegurar que, a pesar de ser más complicada de llevar a cabo, suele ser la mejor opción en la mayoría de casos.

aumento, reducción y lifting de mamas

¿En qué consiste esta cirugía mamaria?

Primero se realiza un análisis en profundidad de los problemas del pecho para después realizar la combinación necesaria de técnicas que requiere para conseguir el pecho más bonito posible.

El pecho no empeora con el paso del tiempo por una sola razón, sino que suele ser una combinación de varios motivos: puede que la pérdida de volumen sea consecuencia de la desaparición de la parte glandular tras una lactancia; o puede haber una reducción del volumen por la desaparición de grasa. Aunque ambas situaciones provocarán un mismo resultado: una pérdida de volumen de la mama, las causas son distintas y, por lo tanto, los tratamientos también deben serlo.

“El pecho empeora con el paso del tiempo como consecuencia de la combinación de varios factores. Si las causas son distintas, los tratamientos para solucionarlo también deben ser diferentes”

Otro caso, un pecho caído, puede ser muy grande, pero al mismo tiempo estar vacío en el polo superior. Esto requeriría una cirugía que combinase una elevación de mamas, una reducción del tejido, otorgarle un mayor volumen en la parte superior y, seguramente, rediseñar la areola. De esta manera, podemos diseñar el pecho que desea la paciente y que mejor se adapta a su contorno.

¿Estamos hablando de un aumento de mamas y una mastopexia al mismo tiempo?

Me refiero a embellecer las mamas con aumento de pecho, una mastopexia y, si es necesario una reducción de mamas y/o de areola.
La idea es conseguir el pecho más bonito y natural posible con la combinación de técnicas que hagan falta. Por eso el diagnóstico es imprescindible, porque el cirujano plástico debe conocer cómo abordarlo: si es necesario una prótesis y de qué tipo, si está caído, vacío, si es una mama desproporcionada con la anatomía de la paciente (ya sea por demasiado grande o demasiado pequeña). Pero también es imprescindible la parte artística para ver cómo se puede embellecer ese pecho, mejorando al mismo tiempo todo el contorno de la paciente.

La reducción de mamas, en qué consiste?

El objetivo de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo y, al mismo tiempo, reducir los problemas de salud, físicos y psicológicos que unos pechos excesivamente grandes pueden acarrear a la paciente. Además de la mama, también puede reducirse la areola.

Pero no se trata solo de reducir, sino también de embellecer toda la mama en su conjunto. No solo vamos a reducir sino que vamos a conseguir un pecho bonito y proporcionado tanto en forma como en tamaño. Para ello, muchas veces hará falta prótesis.

Reducción de mamas con prótesis, pero ¿no es una contradicción?

Puede parecerlo pero, si lo pensamos bien, no lo es tanto. Reducir una mama no tiene porque implicar dejar un pecho pequeño, sin forma o sin volumen. Una mama demasiado grande sufre una caída progresiva que acaba provocando una pérdida de volumen en su parte superior.

Cuando el cirujano practica una reducción mamaria podemos restituir ese volumen perdido en el polo superior utilizando el propio tejido mamario o mediante un implante. El primero no siempre consigue una restitución completa del volumen y, con el tiempo, volverá a caer. En cambio, un implante nos permite recuperarlo de forma más precisa, bella y permanente.

aumento de pecho con protesis