Muchos deportistas de élite la utilizan para recuperarse de lesiones, de entrenamientos duros o, simplemente, para aumentar su rendimiento deportivo. Y la criosauna además de ser un tratamiento para deportistas, tiene muchísimas otras indicaciones destinadas a mejorar la salud, la piel y como tratamiento antiaging, entre muchos otros aspectos.

La crioterapia a través de la criosauna es un tratamiento que usa temperaturas que llegan a los -196ºC para reactivar nuestro organismo, la circulación sanguínea, el sistema inmunológico y el sistema nervioso central. El cambio de temperatura que experimentamos al entrar en la criosauna estimula los receptores de calor. Y esto hace que el cerebro envíe señales que activan nuestros mecanismos de defensa, bombeando más sangre a todo el cuerpo, lo que contribuye a oxigenarlo y a eliminar toxinas. 

Criosauna: tratamiento con frío extremo

El tratamiento dura 3 minutos durante los cuales el paciente está constantemente monotorizado por personal sanitario, aunque cabe destacar que es un tratamiento completamente seguro y eficaz. A pesar de la baja temperatura que se da en la criosauna el paciente no  experimenta un frío excesivo, sino una sensación de frío soportable y seco.  La recuperación posterior al tratamiento con criosauna es muy rápida y sin molestias.

IM CLINIC lleva más de 5 años apostando por esta terapia con un modelo que cuenta con la garantía de todo un referente a nivel mundial.  Y es que la criosauna de IM CLINIC aporta muchos beneficios al organismo que se hacen notables desde la primera sesión en materia de salud, belleza y rendimiento deportivo.

Criosauna en IM CLINIC

¿Qué podemos mejorar gracias a la criosauna?

Los principales beneficios de la criosauna son sus propiedades vasoconstrictoras, analgésicas, anestésicas y antiinflamatorias. Es decir, este tratamiento:

  • activa el sistema nervioso, que libera endorfinas, que tienen un efecto analgésico y otorga una sensación de bienestarcriosauna
  • Mejora los propios sistemas antiinflamatorios del cuerpo, lo que alivia el dolor
  • Reactiva la circulación sanguínea
  • Oxigena nuestro organismo
  • Elimina toxina

Ello hace que el abanico de indicaciones sea muy amplio. Además, la criosauna que utiliza IM CLINIC ofrece programas que se adaptan a las necesidades particulares de cada paciente. Entre los más destacados se encuentran:

Criosauna y el Programa deportivo

La criosauna es uno de los tratamientos más utilizados en deportistas de élite para reducir el dolor muscular y conseguir una recuperación más rápida en lesiones deportivas inflamatorias y contusiones musculares. 

Como tratamiento preventivo, consigue una menor incidencia de lesiones, aumenta el rendimiento deportivo (aumento de la masa muscular, EPO y el hematocrito) y la resistencia aeróbica, además de disminuir la fatiga y el dolor muscular. También se consigue una recuperación más rápida tras los esfuerzos y una mayor capacidad para soportar la carga del entrenamiento. La liberación de endorfinas mejora el equilibrio emocional para afrontar el estrés de las competiciones.

Luchar contra la ansiedad y el estrés

El frío extremo de la criosauna consigue una reducción de la tensión física. Las endorfinas liberadas durante la sesión producen una sensación de euforia primero y bienestar después, que ayudan a la hora de conciliar el sueño y por lo tanto descansar mejor. Esas mismas endorfinas aumentan la lívido y mejora las relaciones sexuales, además de reducir la sensación de ansiedad e irritación. La criosauna también mejora nuestro sistema inmunológico, tan dañado por el estrés.

Criosauna para combatir el dolor

Las endorfinas liberadas durante la sesión producen una sensación de euforia que mejora los estados de tristeza, además de tener un efecto euforizante. El bienestar provocan dichas endorfinas ayuda a conciliar el sueño y a descansar por lo que se reduce la fatiga durante el día. El programa favorece la mejora en las funciones biológicas del organismo, disminuye el edema, el efecto del dolor, la inflamación y estimula el flujo sanguíneo. El frío actúa como un agente anestésico y de mayor tolerancia al dolor debido a la relajación del sistema tendo-muscular.

Las bajas temperaturas de la criosauna consiguen también despertar nuestro sistema inmunológico. Es un tratamiento ideal para las personas que sufren fibromialgia, fatiga crónica, artritis reumatoide o cualquier enfermedad inflamatoria de los tejidos. También se ha demostrado como un excelente tratamiento para los ataques de migraña.

criosauna im clinic

El frío anti-aging 

Los efectos de la criosauna son también evidentes externamente. Pues oxigena la piel en profundidad y elimina toxinas e impurezas, lo que consigue una piel más saludable y tersa. Además, gracias a la vasodilatación que se produce, el aumento de oxígeno en la sangre y de los aminoácidos permite, con el paso de las sesiones, que la piel vaya autoregenerándose, se atenúen las arrugas y las manchas, se vuelva más firme y más receptiva a los tratamientos externos, consiguiendo como resultado una piel más suave, tonificada y elástica. También se fortalece el pelo y las uñas, se consigue una reducción de la celulitis, aceleera la cicatrización y favorece la pérdida de peso.

Además, la criosauna reduce los problemas relacionados con la menopausia, aumenta nuestra vitalidad, nos da una mayor resistencia a los resfriados, mejora nuestra líbido y nuestra energía sexual. Todo ello sumado a una reducción de la fatiga y de los dolores musculares y articulares la hace un tratamiento anti-aging ideal.