Existen cinco grandes motivos por los cuales el Ácido Hialurónico es el mejor tratamiento de rejuvenecimiento global. Vamos a hablar sobre cada uno de ellos, punto por punto, para que pierdas el miedo y te familiarices con todos los activos que hacen de este compuesto uno de los más efectivos en la lucha contra el envejecimiento facial.

 

Recuerda, además, que llega un momento de nuestra vida en el que la edad es más que una cifra y está en nuestra mente. En la mayoría de las ocasiones, la edad numérica no se corresponde con nuestra edad mental. Nos sentimos activos y plenos, y queremos que nuestro rostro refleje precisamente esa vitalidad y energía que nuestra piel, en ocasiones, ya no muestra exteriormente.

1.- El ácido hialurónico es un compuesto que ya tenemos presente en nuestro organismo

Eso lo hace todavía más natural. De hecho, es uno de los mayores responsables de la hidratación y la firmeza de la piel. Permite retener grandes cantidades de agua, lo que aporta turgencia y jugosidad a nuestros tejidos.

Cuando nuestro cuerpo no produce ácido hialurónico suficiente, nos falta hidratación y elasticidad y, como consecuencia, aparecen manchas y arrugas.

Los rellenos faciales con ácido hialurónico son perfectos para disimular las arrugas más profundas de nuestro rostro.

Las arrugas que rodean la boca: nos dan un aspecto de “marioneta” que envejece todo nuestro rostro.

Rictus o código de barras: líneas verticales sobre el labio que aparecen especialmente entre los fumadores.

Al inyectar el ácido hialurónico en el surco de la arruga esta coge un volumen natural y se hace más difusa, lo que disimula las arrugas de expresión. Así se consigue un aspecto rejuvenecido del rostro.

2.- El Ácido Hialurónico frena el envejecimiento mas localizado

El tratamiento de rejuvenecimiento con ácido hialurónico no solo está indicado para mejorar el aspecto del rostro, también es un gran aliado para recuperar el ángulo de la mandíbula, corregir las ojeras, rejuvenecer los labios y los pómulos e, incluso, puede aplicarse a nivel corporal, en rodillas, brazos, etc…

Las ojeras nos hacen parecer cansados, malhumorados, enfermos y poco activos. Por ello es uno de los principales problemas estéticos que deseamos atacar.

3.- El Ácido Hialurónico para combatir ojeras y rejuvenecer labios

El tratamiento de Ácido Hialurónico para combatir las ojeras consiste en aplicar en la zona un relleno para reparar el hundimiento que aparece en la zona inferior del ojo. Por un lado induce la síntesis del colágeno, lo que mejora la densidad de los tejidos. Y por otro, cubre los vasos sanguíneos de la zona, mejorando la mancha oscura que aparece cuando la piel es muy fina. Este relleno con ácido hialurónico está indicado en todo tipo de ojeras, pero se aconseja especialmente en aquellas que no presentan bolsas.

En el caso de los labios, es importante saber que estos también envejecen a partir de los 50 años. Los labios se van afinando, especialmente el superior, y pierden tersura, algo que se acentúa en las mujeres. Para rejuvenecer los labios es imprescindible devolverles el volumen perdido inyectando ácido hialurónico en la mucosa labial. Es importante hacerlo de manera paulatina para conseguir el volumen deseado.

rejuvenecimiento-labios-acido-hialuronico

 

4.- La Mesoterapia Facial con ácido hialurónico estimula la hidratación de las capas más internas de la piel

La Mesoterapia Facial con Ácido Hialurónico consiste en pequeñas en microinyecciones superficiales que se aplican por todo el rostro. Este tratamiento de rejuvenecimiento facial no requiere de anestesia, estimula la hidratación de las capas más internas de la piel y la formación de colágeno y elastina. Así se consigue una piel mucho más turgente, fresca y luminosa, que aporta un aspecto sano y rejuvenecido a todo el rostro.

5.- El Ácido Hialurónico se puede combinar con otros tratamientos

Para conseguir mejores resultados con el ácido hialurónico se recomienda combinar los tratamientos según las necesidades de cada paciente, y tras haber realizado un buen diagnóstico por el especialista. Así los distintos tratamientos con ácido hialurónico tienen unos grandes aliados en:

Botox: para mejorar las arrugas de la frente y el entrecejo que muestran un rostro cansado y malhumorado.

Láser y/o IPL: para combatir las manchas en el cutis, el tratamiento con láser o Luz Pulsada (IPL) consigue unificar el tono de la piel, además de aportarle mas luminosidad y eliminar las pequeñas arrugas difuminadas por todo el rostro.

 Indiba: la radiofrecuencia es también un buen aliado del ácido hialurónico ya que consigue un aspecto radiante y relajado, así como un cutis firme y rejuvenecido desde la primera sesión.