La técnica del plasma rico en factores de crecimiento es un tratamiento de la medicina estética, de cuyos beneficios y aplicaciones médicas ya te hemos hablado en otras ocasiones. Como tratamiento avanzado anti-aging ha ganado muchísima popularidad por la misma razón por la que muchos atletas lo eligen, por su naturaleza orgánica y porque funciona. Al inyectar plasma extraído de la propia sangre del paciente en lugar de sustancias químicas, esto se traduce en cero efectos secundarios, gracias a que es difícil que nuestro cuerpo rechace su propia sangre.

Hoy nos gustaría compartir las preguntas más frecuentes con las que nos hemos encontrado en la consulta de IM Clinic:

¿Qué es el plasma rico en factores de crecimiento?

Es un producto creado con tu propio organismo. Una pequeña cantidad de sangre se extrae del paciente y se coloca en un tubo estéril, que a su vez es colocado en una máquina de centrifugación para separar los diferentes componentes de la sangre. Este proceso hace que las células rojas se separen de las plaquetas y el plasma (fluido blanco). Este plasma estará compuesto por una cantidad mayor de plaquetas, de ahí el nombre plasma rico en plaquetas. Estas plaquetas son células que potencian la capacidad del cuerpo para sanar el tejido más dañado, promoviendo el aumento del crecimiento celular, ya que contienen cientos de factores de crecimiento naturales.

El plasma, al ser inyectado en áreas específicas de la piel, actúa como una matriz que promueve tu propio colágeno para crecer y regenerar el tejido, actuando así de forma natural para alisar y tensar la piel. Es así como el PRP suaviza las arrugas, creando una textura y un tono mucho más suave en la dermis. Es un tratamiento que también hidrata porque mejora el colágeno de la piel.

¿Cuánto tiempo tarda el proceso?

Tiene una duración de unos 30 minutos. El suero se extrae y se usa al momento, no se lleva a ningún sitio, se utiliza de manera inmediata.

¿Cuál es el proceso de colocación?

Primero colocamos una crema anestésica local para adormecer la primera capa de la piel y así notar menos las micro inyecciones. A continuación utilizamos un dispositivo estéril que se abre en el momento que vamos a extraer la sangre del paciente. Una vez se ha hecho la extracción el dispositivo se coloca dentro de una máquina especial que centrifuga el producto para poder sacar el suero e inyectarlo en el o la paciente. Las células rojas quedan debajo y el suero sale automáticamente al presionar el tubo.

¿Qué tanto se nota el cambio?

No es un tratamiento con un efecto “flash”, sino una reparación celular que se va notando con el tiempo, porque las células se van reparando y al hacerlo producen colágeno, elastina y ácido hialurónico, que es lo que mejora la calidad de la piel. Es un proceso que se va notando progresivamente, a partir de la semana de su colocación.

¿Cuántas sesiones se requieren?

Dependerá del estado de la piel del o la paciente y por supuesto el diagnóstico del profesional, pero se suele requerir más de una sesión.

¿Cuáles son los cuidados post tratamiento?

No mojarse la cara, no meterse a piscinas, ni a saunas, no hacer ejercicio en las primeras 24 horas, no debemos aplicarnos nada, únicamente evitar el sol y usar protección solar, por la noche podemos limpiarnos la cara. Puede aparecer algún moradito, en cuyo caso son muy pequeños y tardan dos o tres días en desaparecer.

¿A qué edad debemos empezar a usar el tratamiento?

Normalmente a partir de los 40 años, a no ser que sea una piel muy castigada por el sol, que tenga mucho foto envejecimiento, etc. Porque a partir de las 35 años las células de la piel empiezan a deteriorarse, y a partir de los 40 años ya es necesaria una reparación celular.

¿Durante cuánto tiempo?

Es un tratamiento que no tiene edad de fin, porque hemos visto personas de 70 años con un muy buenos resultados. De hecho a personas de 70 o 75 años les gusta mucho el tratamiento porque sienten la mejoría, notan una mayor hidratación de la piel, la sienten más luminosa.

¿Cuál es la mejor época del año para usarlo?

Es un tratamiento que podemos usar en cualquier época del año.