El Botox es un gran desconocido, a pesar de ser el tratamiento de medicina estética más solicitado del mundo. Porque muchos le atribuyen cualidades o tratamientos que no son los adecuados. En este post vamos a dar respuesta a las preguntas más frecuentes sobre el tratamiento con Botox.

Desde el punto de vista de la medicina estética, el Botox es una excelente herramienta como medida terapéutica para el tratamiento de las arrugas dinámicas o arrugas de expresión. Es decir, esas arrugas faciales que aparecen al realizar miles, millones de veces los mismos gestos como sonreír, fruncir el ceño, etc.

 

¿Qué hace el Botox?

preguntas frecuentes botoxEl Botox es un tratamiento mínimamente invasivo que consiste en unas microinyecciones a través de las cuales se introduce toxina botulínica en el músculo a aplicar, lo que consigue que la contracción muscular no sea tan fuerte, relajando la musculatura que provoca la arruga.

Antes de realizar el tratamiento, el médico estético llevará a cabo un estudio de tu musculatura facial, de las arrugas de expresión y de tu expresividad para que el resultado sea natural y rejuvenecido.

 

¿Dónde se usa el Botox?

Principalmente se usa en el tercio facial superior, es decir, en la frente, el entrecejo y las patas de gallo.

 

¿El Botox rellena arrugas?

Definitivamente, la respuesta es no. El Botox no se usa para rellenar arrugas, ni realzar los pómulos, ni para aumentar el volumen de los labios. Esta es una confusión muy habitual que puede llevar a un gran error.

El tratamiento facial de medicina estética con Botox solo se usa para atenuar las arrugas de expresión.

antes y despues botox

¿Se consigue un resultado natural con el tratamiento de Botox?

Por supuesto. El resultado no altera tu expresividad natural, sino que le otorga a tu rostro un aspecto más luminoso, con una mirada más despejada. Además, borra los signos del cansancio, haciendo que la expresión facial se vea más fresca, pero siempre potenciando la naturalidad.

mejor-momento-tratamiento-botoxFíjate que hablamos de “relajación” de la musculatura y no de “paralización”, es decir, las arrugas se contraen menos, pero el rostro sigue gesticulando.

 

¿Cuándo veré los resultados de mi tratamiento con Botox?

Los resultados del rejuvenecimiento facial con Botox son visibles a partir de las 72 horas desde el tratamiento. Dos semanas después del procedimiento se realiza una visita de seguimiento para comprobar que el resultado es el adecuado.

 

¿Cuánto tiempo dura el resultado de un tratamiento con Botox?

El resultado del tratamiento de rejuvenecimiento facial con Botox es temporal y dura entre 4 y 6 meses.

Después, suele ser necesario repetir el tratamiento, aunque se recomienda realizar un máximo de dos al año. De hecho, está desaconsejado repetir el tratamiento antes de los 4 meses porque podría actuar como una especie de vacuna y hacernos inmunes a sus efectos.

 

¿Cuándo debo empezar un tratamiento con Botox?

Dice el refrán que más vale prevenir que curar y en medicina estética la prevención es la que nos ofrece los mejores resultados a largo plazo. Por ello, es aconsejable empezar el tratamiento facial de Botox cuando las arrugas de expresión empiecen a ser visibles.

Tratando las arrugas antes de que estas sean evidentes, se puede conseguir que no lleguen a aparecer cuando el rostro está en reposo.

Cuando la arruga ya es evidente, también podemos tratarla para conseguir que se atenúe y que no se marque más. De hecho, cuando las arrugas ya han aparecido, el Botox ayuda a evitar que se hagan cada vez más marcadas y otorguen al rostro un aspecto agresivo, triste o cansado.

 

¿El Botox solo se usa para las arrugas de expresión?

En medicina estética, principalmente se usa para atenuar las arrugas de expresión, pero en medicina se usa en muchos campos desde hace más de 20 años.  

Por ejemplo, para corregir el estrabismo, las distonías, el blefaroespasmo, las algias vertebrales, la migraña, la hiperhidrosis y otras aplicaciones en neurología, oftalmología, etc.

 

¿Está desaconsejado en algún caso el tratamiento con Botox?

 Sí, algunos pacientes no pueden someterse al tratamiento con Botox por su historial médico o su situación de salud. Por ello, es muy importante que seas sincero con su médico antes de someterse a este tratamiento de rejuvenecimiento. 

Por ejemplo, el tratamiento con Botox está desaconsejado en mujeres durante el embarazo y la lactancia, en personas con enfermedades neuromusculares (como la miastenia gravis) y en alérgicos al huevo y a la albúmina, ya que ambos se usan en la preparación del Botox.

 

Déjate aconsejar por tu médico en tu tratamiento de Botox

 En IM Clinic te acompañamos y asesoramos en todo el proceso que supone someterte a un tratamiento con Botox, porque queremos que el resultado sea el que tú deseas, o incluso mejor del que nunca hubieras imaginado.

Sabemos que la información es salud y por ello te explicaremos con todo detalle en qué consisten las microinyecciones de toxina botulínica y cómo puede mejorar tu apariencia.

Además, queremos cuidarte y así nace nuestro Compromiso IM Care. El compromiso de cuidarte antes, durante y hasta un año después de tu tratamiento, para que nunca te sientas solo.

Cuéntanos qué buscas con tu tratamiento, cuáles son tus objetivos y te aconsejaremos acerca de la mejor técnica y la que más te conviene.