Muchas veces cuando nos planteamos qué tipos de implantes de mamas queremos para una cirugía de pecho, pensamos exclusivamente en la talla. Pero la elección va mucho más allá: textura, forma, perfil, cohesividad, proyección… y no es un tema banal.

 

Existe mucha información al respecto hoy en día, pero es importante que sea clara y fácilmente entendible para ti. Solo de esta manera podrás informarte bien sobre la amplia variedad de prótesis de mamas que existen actualmente y así tener un mayor conocimiento y poder tomar una decisión bien argumentada sobre tu aumento de pecho.

Es bueno estar informado, pero si estás pensando en someterte a una cirugía mamaria es imprescindible que te dejes aconsejar por tu cirujano plástico de confianza. Él puede orientarte, teniendo en cuenta factores más técnicos. En este vídeo, el Dr. Ivan Mañero te explica los diferentes tipos de prótesis de una manera clara y fácil de entender.

aumento-mamas-via-axilar

Implantes de pecho de suero salino y gel cohesivo de silicona

Según el contenido encontramos implantes de suero salino y los de gel cohesivo de silicona.

Las prótesis de suero salino están “rellenas” de una mezcla de agua y sal en una concentración (0,9 %) similar a la del cuerpo humano. Como es el cirujano quien las “rellena”, pueden colocarse desinfladas. Los principales problemas de los implantes de suero son la sensación frialdad y de globo de agua que se da al palpar la mama y que le otorgan una percepción poco natural. Además, como el contenido es muy fluido es más fácil que se escape por las porosidades o pequeñas fisuras. Otra desventaja es que cuando aparecen pliegues suelen ser más pronunciados que con las de gel cohesivo.

 

Por otra parte, las prótesis de gel cohesivo de silicona dan un aspecto y un tacto muy naturales a la mama. La consistencia de los actuales geles de silicona es muy similar a la de una glándula mamaria. Este tipo de implantes mamarios son los más utilizados en nuestro país y son muy seguros.

Implantes de pecho redondos y anatómicos

Según la forma de las prótesis mamarias, estas pueden ser redondas o anatómicas (o con forma de gota).

Debemos tener en cuenta que la morfología del implante de pecho condiciona la forma que finalmente se aportará a la mama.

Las prótesis redondas consiguen un pecho más redondo y juvenil. Por contra, las prótesis anatómicas consiguen un pecho más maduro, con menos volumen en el polo superior. Ambos tipos de prótesis mamarias aportan un resultado natural, pero la forma final del pecho será distinta.

La elección también puede estar marcada por la posición donde irá ubicado el implante de pecho. Por ejemplo, y sin ser una norma generalizada, las prótesis redondas suelen ser las escogidas cuando deben ir en una posición retropectoral (detrás del músculo), mientras que las anatómicas suelen colocarse prepectoral (delante del músculo).

Implantes de pecho de perfil alto, de perfil bajo y de perfil moderado

Según el perfil del implante de pecho, existen prótesis de perfil alto (con una mayor proyección y una base pequeña), de perfil bajo (con una base grande y más achatada) y de perfil moderado, que se encuentra a medio camino entre las dos anteriores.

El perfil del pecho es un dato importante que muchas veces no valoramos hasta que el cirujano plástico pone el tema sobre la mesa. Es más, en ocasiones lo confundimos con la talla.  

El perfil es el que determina lo que podríamos considerar la “exuberancia” del pecho, la proyección que van a tener las mamas. Para entenderlo más fácilmente pensemos en dos vasos con la misma capacidad, pero uno es whisky y el otro de caña. El primero tiene más base, pero menos altura; mientras que el segundo es al revés, tiene más altura pero menos base, aunque en ambos cabe la misma cantidad de líquido. El perfil de la prótesis mamaria es algo parecido.

El perfil más apropiado para cada paciente depende de muchos factores como las características de la mama, del tórax, de la parrilla costal, el deseo de la paciente (pecho más exuberante o discreto)…  En IM CLINIC solemos recomendar las prótesis mamaria de perfil moderado cuando la mujer tiene un tórax ancho, y un perfil alto cuando el tórax es estrecho. Así se consigue un distribución más armónica del volumen y ello permite conseguir unas mamas más naturales. Pero todo depende de los gustos de cada paciente, de su carácter y del resultado que espera.

lifting-mamas-protesis-im-clinic

Implantes de pecho lisos o rugosos

Según la textura de la prótesis mamaria estas se conocen popularmente como lisas o rugosas. Pero hoy en día existe una gama que va mucho más allá. Lo más importante es que el cirujano plástico nos explique bien los motivos que le han llevado a aconsejarte esa morfología de implante.

Implantes de pecho según su volumen

Existe una enorme variedad de implantes mamarios en este campo. La elección debe estar en consonancia con otros aspectos: la estructura corporal de la paciente, sus deseos, el perfil de la prótesis, la calidad de la piel, etc.

Habitualmente, este factor es el que solemos tener más claro cuando asistimos a la consulta de un cirujano plástico para someternos a una cirugía de aumento de mamas, pero es importante valorar con nuestro cirujano todos los factores para conseguir el mejor volumen para cada caso. Debemos tener en cuenta que el pecho final será el resultado del volumen de la mama antes de la cirugía más el de la prótesis, por lo que es imprescindible una buena valoración previa.

La comunicación con el paciente es clave en un aumento de mamas

Son muchas las decisiones que el cirujano plástico tiene que tomar a la hora de determinar cuál es la prótesis más adecuada para realizar un aumento de mamas. Pero siempre las llevará a cabo con el consenso de la paciente. Y por ello es imprescindible una buena comunicación médico paciente. La paciente debe confiar en su cirujano, y este debe informar bien a su paciente.

El cirujano plástico debe escuchar a su paciente para conocer cuáles son las razones que le llevan a un aumento de pecho y cuáles son sus expectativas, pero también conocer su estilo de vida, su día a día, su historial médico y su entorno para poder aconsejarle la cirugía y las prótesis más adecuadas en cada caso.

Porque más allá de los implantes, es importante valorar otros aspectos que determinarán el buen resultado de un aumento de pecho.

Belleza, naturalidad y equilibrio son las tres máximas que guían las cirugías mamarias que llevamos a cabo en IM Clinic, donde cada paciente y cada resultado es y debe ser siempre único.