CRS: Faloplastia

 

¿Qué es?

La Metaidoioplastia y la Faloplastia son dos tipos de técnicas quirúrgicas para la reasignación sexual de mujer biológica a varón transexual y que tienen como objetivo crear un cuerpo masculino, con unos genitales externos de acuerdo con su género. Dichos genitales deben permitir una función urinaria normal (es decir, micción en posición vertical) y una estimulación erógena satisfactoria.

La faloplastia es la técnica quirúrgica que permite la reconstrucción de un falo de dimensiones anatómicas. Para ello se utiliza tejido de otras partes del cuerpo, comúnmente piel y grasa del antebrazo, aunque también se puede utilizar, entre otros, tejido del muslo o del abdomen. Este neopene presenta un aspecto muy anatómico que permite la micción bípeda y presenta sensibilidad táctil y erógena, Para permitir la penetración sexual precisará de una prótesis que deberá ser implantada en un segundo tiempo.

¿En qué consiste la intervención?

La faloplastia, como hemos comentado, utiliza tejido de otras partes del cuerpo para recrear un pene de dimensiones anatómicas que, una vez modelado, será transportado a su posición final donde se procederá, gracias al microscopio, a la sutura de las arterias y venas que le aportarán la sangre y los nervios que le permitirán tener sensibilidad táctil y erógena. Esta última, la conseguirá gracias a un nervio del clítoris que se empalmará a uno de los nervios del neopene y, paralelamente, al propio clítoris que permanecerá enterrado debajo del propio falo.

 

Para prolongar la uretra en los primeros centímetros el cirujano utilizará un injerto de la pared anterior de la vagina (con una longitud aproximada de unos 5 centímetros y una anchura de 2 a 3 centímetros) y un colgajo con la piel del labio menor. Después se suturará con la uretra previamente creada en el falo.

 

Durante la misma intervención, los labios mayores son movilizados dorsalmente y unidos en la línea media para formar un nuevo escroto. Una vez realizada la bolsa escrotal, se colocan implantes testiculares de siliconas; la implantación de las prótesis testiculares se puede realizar durante el mismo acto quirúrgico o ser pospuesta a una segunda intervención en función del criterio quirúrgico.

Duración, Anestesia y Hospitalización

Esta técnica se realiza siempre bajo anestesia general y suele durar de 10 a 12 horas. La hospitalización en IM CLINIC suele ser de una semana 

Recomendaciones postoperatorios

Tras las primeras 48h se permite la movilización del paciente. A pesar de que será dado de alta una semana tras la intervención, el paciente deberá llevar una sonda vesical durante, al menos, 21 días. En algunas ocasiones, según criterio del cirujano, se puede colocar una sonda suprapúbica, ésta permite el vaciado de la vejiga evitando el flujo de orina a través de la uretra, manteniéndola seca en las primeras etapas de la recuperación.

 

 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top