Hilos Tensores

Con el paso del tiempo nuestro rostro facial pierde la grasa que aporta calidad y firmeza y provocando flacidez. Los hilos PDO es un tratamiento natural, reabsorbible e indoloro que se implanta mediante una aguja fina debajo la dermis activando los fibroblastos que ayudan a generar colágeno de la propia piel con un efecto de entre 12 y 18 meses. Se recomienda a personas mayores de 35 años cuando empiezan a aparecer los primeros signos de flacidez facial redefiniendo el contorno natural estimulando el rejuvenecimiento de la piel, aportando vitalidad, elasticidad y luminosidad.

 

Las áreas donde se aplica son las mejillas, el contorno mandibular, la papada, el cuello y la zona peribucal.

 

 

 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top