Histerectomía y Anexectomía

 

¿Qué es?

La  histerectomía y la anexectomía es la técnica quirúrgica mediante la cual se procede a la extirpación de la matriz y los ovarios. Esta intervención tiene como objetivo evitar el efecto de las hormonas femeninas que producen los ovarios, así como las posibles enfermedades que puedan asentarse en los genitales internos femeninos, que parecen potenciarse con el consumo de hormonas masculinas. 

¿En qué consiste la intervención?

Durante la consulta el paciente debe explicar al cirujano y/o al ginecólogo de manera franca qué espera de la intervención y escuchar su opinión y consejo.

El equipo médico de la Unidad de Género realizará esta intervención escogiendo, para cada caso, la técnica más adecuada. Existen tres vías básicas por las que abordar la operación:

Vía abdominal: Consiste en practicar una pequeña incisión abdominal baja que, posteriormente, queda disimulada por el vello púbico. A partir de esta incisión se procede a la retirada de la matriz y los ovarios. Su ejecución es la más rápida y sus posibles complicaciones, menores.

Vía laparoscópica: Esta técnica requiere practicar tres incisiones separadas, a partir de las cuales se introduce un gas (el anhídrido carbónico) que hincha el abdomen. Esta técnica presenta la posibilidad de múltiples efectos secundarios tanto por la utilización del gas, como por la necesidad de introducir varios trócares punzantes en el abdomen. En teoría, esta técnica permite una recuperación más rápida pero, desde la experiencia de la Unidad de Género, esta rápida mejoría resulta inapreciable sobre todo si se realiza al mismo tiempo que la mastectomía subcutánea bilateral.

Vía vaginal: Esta técnica resulta muy compleja de aplicar en el paciente transexual y se rechaza de entrada, pues sólo puede ser utilizada en pacientes en las que la vagina está dilatada por partos anteriores, lo que ofrece un buen campo para la intervención. Una vez que se accede a la cavidad abdominal, se procede a la extracción de la matriz y al cierre cuidadoso del abdomen.

Duración, Anestesia y Hospitalización

La histerectomía y anexectomía tiene una duración media de dos horas y se realiza bajo anestesia general. Implica tres noches de hospitalización en IM CLINIC.

Resultados

Los resultados de esta intervención no son objetivables externamente, no obstante, más allá de ello, la eliminación del útero y los ovarios, constituyen un importante paso para el paciente en su camino hacia el cambio de sexo definitivo.

La práctica de esta intervención por un cirujano experimentado permite realizar maniobras que dejan el campo preparado para las operaciones posteriores de reasignación de sexo. Este hecho disminuirá las complicaciones posteriores y garantiza un resultado más satisfactorio.

Recomanaciones postoperatorios

Al día siguiente de la intervención el paciente podrá empezar la alimentación y se podrá levantar y caminar (permanecer en la cama o estirado durante muchas horas puede retrasar la recuperación e incluso provocar alguna complicación). Las molestias en la zona de la herida son frecuentes, pero se controlan bien con la medicación habitual. Sigue los consejos de tu médico y la recuperación resultará más rápida y menos molesta.

Durante algunos meses, la zona alrededor de la herida sufre una alteración de la sensibilidad que se recuperará de forma paulatina. Al poco tiempo, el vello púbico vuelve a crecer recubriendo la zona donde se produjo la incisión, dejando la fina cicatriz totalmente disimulada.

 

 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top