Blefaroplastia: la grasa no se tira.

Lunes, 1 de Agosto de 2016

Blefaroplastia: la grasa no se tira.

La blefaroplastia es una de las cirugías de rejuvencimeinto facial más solicitadas tanto por mujeres como por hombres. De hecho, en los últimos 20 años su demanda ha ido creciendo hasta convertirse en la cirugía facial más demandada, superando el lifting o la rinoplastia. 
Hace unos años, como cualquier otra cirugía del rostro, los pacientes solían solicitarla en otoño o inverno, pero la tendencia está cambiando y ahora suelen preferir el verano, al descubrir que las gafas de sol pueden esconder los primeros resultados de la cirugía sin levantar “sospechas” entre los más curiosos.

Si buscamos información sobre blefaroplastia lo más probable es que nos encontremos con una definición parecida a esta “procedimiento consistente en la extracción de la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores”, y no le falta razón, pues describe perfectamente la blefaroplastia que habitualmente se realiza.

Pero para mí, como cirujano plástico, el ojo empieza por encima de la ceja y llega justo hasta media cara, por lo que entiendo que la cirugía que rejuvenece los ojos debe quedarse en un mero lifting de párpados. Es así como nace el concepto de blefaroplastia global, es decir, el rejuvenecimiento de la mirada que va mucho más allá del retoque estético y busca la armonía y el rejuvenecimiento de los rasgos de una manera equilibrada y, sobre todo, natural.

Mirada envejecida
Con los años, nuestro rostro envejece como es natural, pero en el caso de la zona de los ojos este paso del tiempo se hace más evidente porque el 80% del tiempo que dedicamos a mirar una cara enfocamos nuestra mirada a su mitad superior.

Pero ¿cómo envejece la mirada? Los factores que envejecen los ojos de una persona no se acotan a lo más evidente: la flacidez de la piel del párpado, que hace que éste caiga sobre el ojo otorgándole una sensación de “persianita”; o la acumulación de grasa en la parte inferior, creando las bolsas. A medida que cumplimos años, por ejemplo, el ojo pierde su inclinación juvenil (con unos grados ligeramente más elevada en su exterior) tendiendo hacia una línea más horizontal; la piel que lo rodea se vuelve más fina por la pérdida de grasa, otorgándole una sensación de ojos hundidos; las cejas pueden haber perdido su altura o quizás sólo una de ellas, lo que además dan al rostro una expresión opaca y asimétrica.

Blefaroplastia global: una nueva técnica

La nueva técnica cambia la estrategia a la hora de abordar una blefaroplastia, ya no sólo se trata de eliminar aquello que sobra (bolsa, grasa o piel), sino devolver aquello que se ha perdido, por ejemplo, la grasa facial, la inclinación del ojo o la altura de la ceja. 

Por lo tanto, lo que cambia es el objetivo de la cirugía: que pasa de quitar aquello que nos hace parecer más mayores, cansados y de mal humor, a embellecer y rejuvenecer la zona de los ojos en todo su conjunto. Porque si a una persona con bolsas sólo le eliminamos dichas bolsas, se puede dar el caso de que los rasgos no queden rejuvenecidos, sino que los ojos queden hundidos por la falta de grasa en el resto de la cara y eso le dé una expresión envejecida. 

Para llevar a cabo la técnica de la blefaroplastia global es necesario llevar a cabo un análisis individualizado de los factores que envejecen la mirada realizando una serie de técnicas complementarias personalizadas que se adaptan a las necesidades y los rasgos de cada paciente. ¿Qué quiere decir esto? Pues por ejemplo, es posible que al extraer la grasa acumulada en las bolsas de los ojos, decida aprovecharla para dar volumen a los rasgos que rodean el ojo, o quizás sea necesario variar la altura de las cejas o la inclinación del ojo… lo más importante es analizar porqué aquella persona tiene una mirada envejecida y corregir el máximo de factores para que el resultado sea un rejuvenecimiento real y  armónico de todo el contorno del ojo y, con él, de todo el rostro.

¿Cambia la expresión?
Una de las dudas que asalta a la mayoría de personas que se decide a pasar por quirófano para eliminar los párpados caídos o las bolsas es la posibilidad de que su expresión cambie, pero no es el caso, porque lo que se consigue con el nuevo concepto de blefaroplastia es justo el rejuvenecimiento de la zona, manteniendo toda su expresividad, es decir, la mirada es la misma pero más fresca, como cuando el paciente era joven.

La blefaroplastia global es una cirugía un poco más larga que la tradicional aunque normalmente es ambulatoria, por lo que el paciente puede volver a casa el mismo día de la intervención. Se puede dar algo más de inflamación durante los primeros días, pero los resultados son mejores y más duraderos.


Conoce más sobre este tratamiento aquí

 

« volver

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top