CONSEJOS DE BELLEZA

Lunes, 1 de Agosto de 2016

CONSEJOS DE BELLEZA

PROTÉGETE DEL SOL

Preparar nuestra piel con salud

Lucir un bronceado bonito en verano y evitar los efectos nocivos del sol se puede conseguir si empezamos a prepararnos con tiempo: hidratación, exfoliación, protección, reparación de la piel y una dieta rica en vitaminas.

  1. EXFOLIACIÓN

La exfoliación consiste en eliminar las células muertas de la piel, para que ésta pueda beneficiarse más de los productos hidratantes y para que el bronceado luzca bonito y uniforme. Existen en el mercado un sinfín de productos exfoliantes que se adaptan a cada tipo de piel, incluso a las más sensibles y poco tolerantes.

Si tu piel es muy sensible, utiliza siempre productos específicamente diseñados para tu tipo de piel. Multitud de marcas comercializan exfoliantes para pieles delicadas.

 

  1. HIDRATACIÓN

La hidratación es fundamental para que nuestra piel se muestre luminosa, así que después de la exfoliación, que debes realizar uno o dos días a la semana, no te olvides de hidratar tu piel.

Una piel hidratada se mostrará joven y luminosa, así que no te olvides de este paso fundamental, sobre todo en verano.

 

  1. PREBRONCEADORES

Son unas cremas que pueden aplicarse algunas semanas antes para activar la melanina, nuestra pantalla protectora natural. De esta manera, podemos evitar las rojeces o quemaduras durante las primeras exposiciones al sol.

Los prebronceadores también existen en píldoras, y en el mercado encontrarás distintas marcas que los comercializan.

 

LA DIETA NUESTRA MEJOR ALIADA

La dieta que seguimos es un elemento clave en la prevención del envejecimiento cutáneo, y para ello es necesario ingerir vitaminas A, C y E, además de minerales, como el selenio, que se encuentra en el marisco, los crustáceos y los pescados, pero también en el ajo, los champiñones, la cebolla y los cereales integrales.

 

Un precursor de la vitamina A, el betacaroteno, evita la formación de radicales libres en nuestra piel y nos podemos beneficiar de sus propiedades en alimentos como los melones, las zanahorias y las espinacas.

 

La vitamina A la encontramos en el hígado, la yema de huevo, el pescado graso y el queso; y las fresas, los pimientos, el tomate, los limones, las naranjas y los kiwis son ricos en vitamina C.

 

En cuanto a la vitamina E, está presente en los aceites vegetales además de en las almendras y avellanas. Los flavonoides los encontrarás en las manzanas, las ciruelas, los cítricos, las lechugas y las coles. ¡Aprovecha bien el tiempo para preparar batidos y zumos naturales.

 

« volver

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top