Dia del padre

Miércoles, 14 de Marzo de 2018

Dia del padre

A ellos también les molesta el rebelde “michelín” que aparece en el abdomen a cierta edad y que se resiste a desaparecer pese a la dedicación y esfuerzo de muchos. Cada vez hay más hombres que se preocupan por su físico y acuden a una clínica de cirugía plástica o a un centro de estética para ponerse manos a la obra y tratar de mejorar aquellos aspectos de su físico que no les agradan. De hecho, la demanda de tratamientos masculinos ha aumentado un 25% en las últimas décadas.

Su principal foco de atención es el abdomen. En los hombres, la grasa localizada se focaliza principalmente alrededor de la cintura y es cuando aparece el temido “flotador”. Por eso, la mayoría de veces que un hombre acude a la consulta de un cirujano plástico o médico estético es para tratar de poner fin a la llamada ‘curva de la felicidad’ y pasar a lucir el deseado ‘six-pack’ que tan poco esfuerzo podía requerir en tiempos pasados.

Sin duda alguna, la cirugía estética corporal más demanda por los hombres es la lipoescultura, que consigue ese aspecto más musculado que tanto desean. Dentro de esta técnica, la marcación abdominal está ganando adeptos a gran velocidad, especialmente entre los varones menores de 40 años. Muchos hombres que ya poseen un cuerpo bastante modelado gracias al deporte acuden a un cirujano plástico para resaltar esa imagen de “tableta de chocolate” que tanto define un cuerpo masculino tonificado y atlético. Para conseguirlo se realiza una lipoescultura que debe combinar tanto un aspecto muy técnico como otro muy artístico para que el resultado sea natural y atractivo.

Abdomen fuerte sin pasar por quirófano

Los tratamientos de medicina estética y los protocolos de cabina son ideales para tratar aquellos pacientes que no tienen suficientes adiposidades como para entrar en quirófano pero sí acúmulos de grasa que se pueden tratar. Normalmente son pacientes con zonas de grasa localizada que, a pesar de llevar una vida saludable, hacer deporte y tener una dieta sana, no consiguen deshacerse de los “michelines” rebeldes acumulados en las zonas más críticas del cuerpo.

Uno de los tratamientos más efectivos contra esa grasa difícil de eliminar es la intralipoterapia, que se realiza inyectando una solución acuosa micro-gelatinosa, biocompatible que al entrar en contacto con las células adiposas las diluye, eliminando la grasa localizada. Esta sustancia es totalmente reabsorbible y no precisa anestesia ya que es un tratamiento indoloro.

El diagnóstico del doctor es clave para detectar la eficacia del tratamiento. El perfil de paciente debe ser aquel que tiene acúmulos de grasa en zonas muy localizadas. En el caso de los hombres, las partes del cuerpo más afectadas y con mejores resultados son los flancos y el abdomen. Con un buen seguimiento, los efectos del tratamiento pueden ser visibles incluso a partir de la primera sesión.

 

Más allá de los tratamientos de medicina estética están los protocolos en cabina, necesarios para optimizar los resultados y hacer un buen seguimiento del tratamiento. En este caso, el complemento perfecto para potenciar los efectos de la intralipoterapia es la aparatología.

Con el equipo CELLU M6® Alliance de LPG es posible una acción global corporal gracias al tratamiento de adelgazamiento. La nueva técnica Endermologie® es una estimulación mecánica y no invasiva de la piel que permite reactivar de forma natural el metabolismo de las células, llevando a cabo una triple acción en un solo tratamiento: elimina las grasas resistentes y localizadas en un 70%, deja la piel de naranja más lisa y redensifica la dermis de forma natural.

Para combatir la flacidez, reafirmar el abdomen y devolverle a la piel parte del colágeno y la elastina perdidos, IM Beauty dispone del equipo Genesis By Mesoestetic que fusiona inteligentemente 4 tecnologías que permiten unos resultados efectivos y duraderos. Consta de 3 radiofrecuencias y un efecto farmacológico con ingredientes activos que permite aplicar 44 programas distintos en los que se aumenta la oxigenación celular y tisular, favoreciendo el drenaje e incrementando la eficacia del tratamiento.

Se trata de un equipo médico-estético multifactorial, multinivel y multizona que permite adaptarse a las necesidades de cada paciente.

El toque final del tratamiento, que lo hace único y exclusivo, es que se puede combinar con el tratamiento en cabina Bodyshock de mesoestetic. Gracias a sus potentes principios activos adelgazantes, aumentará la eficacia del protocolo global potenciando los resultados y favoreciendo una remodelación integral de la silueta.

La clave del éxito: el mantenimiento

A menudo, hay que recordar a los pacientes que el resultado de una cirugía o un tratamiento no es definitivo sin un cuidado posterior y un mantenimiento adecuado. Sobre todo, cuando nos referimos a establecer unos hábitos y una rutina de vida saludable.

Una vez el paciente se ha sometido a una lipoescultura o ha llevado a cabo las sesiones necesarios de un tratamiento en cabina para conseguir su objetivo, hay que marcar unas pautas que nos ayudarán a prolongar los resultados en el tiempo. En este caso, IM CLINIC dispone del primer sistema de entrenamiento profesional de EMS Integral (Electro-Estimulación Muscular Integral) que entrena todo el cuerpo de forma simultánea a una intensidad de activación muscular muy alta sin causar la alta carga articular asociada con el entrenamiento usual.

En 20 minutos de sesión semanal se consiguen unos resultados equivalentes a 4 horas de ejercicio convencional.

 

 

« volver

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top