Factores de crecimiento o PRP

Lunes, 11 de Diciembre de 2017

Factores de crecimiento o PRP

Factores de crecimiento o PRP, descubre el tratamiento más novedoso para devolver un aspecto joven a las manos, el cuello y el escote

 

Cuando nos planteamos mejorar o prevenir el paso del tiempo en nuestro físico, automáticamente pensamos en tratamientos que mejoren la tersura, el tono o las arrugas de la piel de nuestro rostro. Pero la piel es el órgano más grande del cuerpo y debemos cuidarla más allá del rostro, pues si bien es cierto, que el cutis es el primer testigo de que los años van pasando, tendemos a olvidarnos de otras partes del cuerpo en las que la huella de la edad también es muy notable. Es el momento de que nos acordemos de aquellas zonas olvidadas y delatadoras de la edad como las manos, el cuello y el escote.

 

Manos, cuello y escote, delatadores de la edad

Las manos es la parte del cuerpo en la que más patente queda el paso de los años y las condiciones adversas a las que se han enfrentado; exceso de sol, viento, frio, falta de cuidados específicos…Todo ello pasa factura, sobre todo en el dorso de la mano, donde es visible la aparición de manchas y la piel deshidratada y quebradiza.

Otra parte del cuerpo constantemente expuesta a los radicales libres es la zona del cuello y el escote. A pesar de que las arrugas aparecerán primero en el rostro, debemos tener en cuenta que la piel del cuello y el escote es muy fina y se deshidrata con más facilidad, por lo que más pronto que tarde las arrugas, la flacidez, la deshidratación, las manchas y la piel ajada acabarán también por salir a la luz.

 

PRP o Factores de Crecimiento: descubre el tratamiento antiaging definitivo

Para acabar con las zonas más castigadas de nuestro cuerpo debido al paso del tiempo, IM CLINIC presenta uno de los tratamientos más novedosos en antiaging para el rejuvenecimiento cutáneo. Se trata de la aplicación de factores de crecimiento o PRP. El plasma rico en factores de crecimiento es una serie de proteínas que se encuentran en las plaquetas y que ayudan a acelerar la recuperación del tejido donde son inyectadas. Estas plaquetas se consiguen de una simple extracción de sangre del propio paciente que, después de centrifugarla, se inyecta a través de unas microinyecciones en la zona a tratar. El proceso dura unos 30 minutos y es prácticamente indoloro.

 

Con este tratamiento se consigue que sea el propio organismo del paciente el que se autoregenere. Así, la piel se repara, mediante la activación de fibroblastos (células que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico), consiguiendo recuperar parte de la juventud perdida.

 

Opinión del experto

La aplicación de inyecciones de Factores de Crecimiento proporciona a la piel una gran mejora en la tersura, una mayor luminosidad, un aumento del tono y un mayor grosor. Todo ello se traduce en un aspecto más joven sin ningún efecto secundario ni reacciones alérgicas, pues el material infiltrado es autólogo, es decir, de la misma persona.

 

« volver

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top