Perineoplastia

Uno de los problemas derivados de caminar sobre dos extremidades lo tienen las mujeres. Han de sostener durante todo el embarazo el peso del feto, ello supone que la musculatura pélvica soporta durante 9 meses un peso superior al habitual, provocando problemas como la distensión de la musculatura pélvica, perdida de tono de la zona y desprendimiento de órganos como la vejiga urinaria que posteriormente puede comportar pérdidas apreciables de orina durante los esfuerzos. Las relaciones sexuales no son satisfactorias ni para la mujer, que padece este trastorno, ni para su pareja.

A todo ello cabría sumar la distensión de los tejidos que, tras los nueves meses de gestación, supone el parto y la salida del bebé por el canal vaginal. Si, además, si el parto resulta dificultoso, es posible que el ginecólogo decida realizar una episiotomía, un corte en la piel y la musculatura perineal para facilitar la salida del feto.

Existen numerosos tratamientos funcionales y ejercicios que intentan recuperar el tono de la musculatura como ofrece nuestra Unidad de Suelo Pélvico. Pero en muchos casos no suele funcionar porque ésta está desestructurada.

 

¿Qué es?

El periné es la porción de tejido que va desde la vagina al ano. Cuando esta zona es joven suele tener forma de "V" y tiene una apariencia elástica y tersa .Con la edad y los partos vaginales, la musculatura perineal va perdiendo tono y elasticidad, el periné pierde su forma de “V” adquiriendo una morfología en “U” que confiere al periné una debilidad. Ello ocasiona problemas funcionales y molestias, especialmente, durante las relaciones sexuales. Si durante el parto se practicó una episiotomía puede agravar la situación.

La perineoplastia permite volver a cerrar la musculatura del periné devolviéndole así la tensión y el tono que le permiten recuperar la función original de esta zona.

Es posible realizar ciertos ejercicios para mejorar el tono de la musculatura del periné, pero cuando ésta está desestructurada dichos ejercicios no consiguen el resultado deseado. Cuando se da esta situación y desea corregirse, se debe acudir a la cirugía.

¿Quién es un buen candidato para someterse a esta intervención?

Sería candidata a una Perineoplastia cualquier mujer que sufren laxitud del periné que deja la vagina demasiado expuesta; lo que puede conllevar problemas de sensibilidad, incontinencia, infecciones y molestias en las relaciones sexuales.

¿En qué consiste la intervención?

Mediante una incisión en la pared posterior de la vagina se accede a la musculatura perineal, se procede, mediante la sutura muscular, al tensado de la misma. Con ello se consigue restaurar la integridad del periné y reparar las estructuras para que la paciente pueda disfrutar de una vida normalizada y de relaciones sexuales satisfactorias.

Duración, Anestesia y Hospitalización

Es una intervención corta, una hora aproximadamente,  que suele hacerse bajo anestesia local con sedación para conseguir que la paciente esté tranquila durante todo el proceso.

Se realiza de forma ambulatoria.

Resultados

Después de la cirugía, se consigue recuperar la dimensión y forma del periné. Se recupera el tono y la funcionalidad plena del mismo.

Recomendaciones postoperatorios

La recuperación suele ser rápida y poco molesta, pero mientras dure la recuperación la paciente no deberá coger peso excesivo ni realizar esfuerzos físicos. Pasado un mes aproximadamente, se podrán retomar las relaciones sexuales.

 

 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top