Reconstrucción con Injerto de Grasa

 

¿Qué es?

Se trata de un procedimiento basado en reponer el volumen mamario mediante el injerto de grasa de la propia paciente Grasa que se obtiene por liposucción y que es rica en factores de crecimiento que, por otro lado, ayudarán a mejorar la calidad de los tejidos. 

¿Quién es un buen candidato para someterse a esta intervención?

Aquellas pacientes que se les ha realizado una cirugía conservadora en la que no se elimina toda la mama.

También se utiliza como método concomitante en pacientes que han recibido radioterapia. La presencia de factores de crecimiento entres las células grasas, permite la regeneración de los tejidos dañados por la radiación.

¿En qué consiste la intervención?

Tras realizar una liposucción se extrae la grasa suficiente para después hacer la reconstrucción; dicha grasa es lavada, procesada y tratada para luego ser introducida en la zona a tratar mediante pequeñas cánulas. El volumen de grasa que puede ser inyectado no es ilimitado, depende de las características del tejido, la calidad de la grasa obtenida, las características de la paciente (las mujeres fumadoras, p.e., toleran menos volumen); por eso suele ser necesario realizar varias sesiones para conseguir el volumen deseado. Ello permite inyectar menos cantidad de grasa en cada sesión, consiguiendo maximizar la supervivencia de las células injertadas.

Duración, anestesia y hospitalización

La duración de la cirugía es variable, depende de la cantidad de grasa que debe ser obtenida, del tiempo de procesado de la misma y de la necesidad de practicar algún otro procedimiento paralelo. Por término medio podemos establecer una duración de 2-3 horas.

Se realiza bajo anestesia general; en aquellos casos en los que el injerto es de poca entidad, solo necesario para remodelar algún aspecto aislado de la mama, puede realizarse bajo anestesia local más sedación.

El tiempo de hospitalización también es variable siendo lo más habitual es el ingreso de una noche en IM CLÍNIC.

Resultados

Los injertos grasos, ya sea como técnica primaria de reconstrucción o como técnica coadyuvante, permiten obtener unos magníficos resultado; tanto por la restauración estética de la mama como por la recuperación de la calidad de los tejidos.

Recomendaciones postoperatorias

Tras la intervención, la paciente debe tener especial cuidado con los traumatismos o presiones sobre la zona injertada. Deberá llevar una faja, en la zona donde haya sido practicada la liposucción, que deberá mantener durante cuatro semanas.

A las 72 horas de la intervención podrá realizar una vida normalizada, podrá reincorporarse a su actividad laboral en 7-10 días y reemprender la actividad deportiva trascurrido un mes de la intervención.

Preguntas frecuentes sobre la reconstrucción mamaria

¿La cirugía de reconstrucción mamaria afecta a la evolución del cáncer de mama?

No. Aunque muchas mujeres sientan 'miedo' de volver a intervenir la zona, existen muchos estudios que demuestran que no hay relación entre la evolución de la enfermedad con las distintas técnicas de reconstrucción mamaria después de la mastectomía.

Y en los tratamientos de la enfermedad, ¿Puede interferir?

En estos casos, la cirugía no interfiere en la evolución y tratamiento de la enfermedad. Siempre debe haber una comunicación entre los oncólogos y los cirujanos, el tratamiento de la enfermedad debe ser global y como tal debe ser gestionado.


¿Existe el cáncer de mama en los hombres?

Por supuesto, aunque en menor medida que en las mujeres. Sólo uno de cada cien casos se da en varones. Tanto el pronóstico como el tratamiento es el mismo que en la mujer, aunque en ellos se suele detectar más tarde, porque al darse en tan pocos casos, se suele pensar antes en otros diagnósticos.

¿Se puede realizar la reconstrucción aunque haya pasado mucho tiempo desde la mastectomía?

Sí, no hay mayor problema que el de someterse de nuevo a una intervención quirúrgica. Aunque siempre es más aconsejable hacerlo de forma coordinada en el mismo tiempo quirúrgico que la mastectomía, sobre todo por razones psicológicas de la paciente.

Después de la reconstrucción ¿Pueden hacerse mamografías?

Sí, si el médico le recomienda continuar realizándose mamografías, importante asegurarse de encontrar un centro radiológico que se especialice en realizar radiografías a mujeres que se sometieron a una cirugía de reconstrucción mamaria y avisar de esta circunstancia antes de someterse a la mamografía.

 

 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top