Reconstrucción Postmastectomia

 

 

 

¿Qué es?

En algunos casos de cáncer de mama, la solución para evitar que la enfermedad afecte a otros órganos pasa por la extirpación de uno o ambos senos afectados, es decir, una mastectomía.

Existen diferentes técnicas para recrear la mama. Algunos procedimientos son relativamente sencillos, y otros, más complejos. Es esencial tener una información clara y adecuada de todas las técnicas que se pueden realizar en cada paciente, para poder decidir la mejor opción.

La reconstrucción mamaria es un procedimiento electivo, que se plantea con el objetivo de mejorar la calidad de vida, y por tanto, debe realizarse de forma consensuada entre la paciente y su cirujano plástico.

Las nuevas técnicas médicas han hecho posible que los cirujanos plásticos puedan crear un pecho que, tanto por su forma como en apariencia, parezca natural. Las técnicas son diversas y la reconstrucción puede realizarse mediante la colocación de un expansor con colgajos, gracias a las células madre o la microcirugía. La medicina sigue trabajando e investigando para conseguir intervenciones menos traumáticas y mejores resultados.

Reconstrucción que puede realizarse tanto en acto quirúrgico de mastectomía como tiempo después. 

¿Quién es un buen candidato para someterse a esta intervención?

Toda paciente que ha sido sometida a una mastectomía o cualquier mujer a la que se va a practicar una resección total o parcial de mama, pueden ser candidatas a una reconstrucción mamaria. Pero sólo puede realizarse con esta técnica, cuando el cirujano que realizó la mastectomía salvó completamente la piel que recubre el pecho. Esta reconstrucción puede realizarse tanto en el mismo acto quirúrgico de la mastectomía como tiempo después. 

¿En qué consiste la intervención?

La técnica consiste en introducir un implante mamario hinchable temporal debajo del músculo pectoral. Para conseguir que la piel o el músculo se distiendan, se rellena el  implante periódicamente de forma ambulatoria de una cantidad de suero fisiológico progresivamente mayor. Cuando la piel haya conseguido el volumen deseado (el mismo tamaño que la otra mama) se retira el expansor y se coloca una prótesis permanente, aunque también hay expansores que no necesitan ser extraídos.

Más adelante, se reconstruye el pezón y la areola.

Al tomar grasa del abdomen, la paciente se beneficia de una mejoría estética del contorno abdominal, como si se tratara de una Abdominoplastia

Duración, Anestesia y Hospitalización

En nuestras manos la intervención quirúrgica dura unas 6 horas aproximadamente. Después de la intervención la paciente pasa la primera noche en UCI para vigilar la correcta vascularización del colgajo. Pasa a planta en el primer día postoperatorio y permanece ingresada unos 6 o 7 días.

Resultados

Una vez implantada la piel y grasa del abdomen en la zona mamaria a reconstruir, se modela de forma para una mama de aspecto natural, de tacto y consistencia idénticos a la mama sana, y  que con el tiempo va a evolucionar igual que lo hace la mama sana. La mama reconstruida cambia de volumen con la paciente: al tratarse de tejido vivo, si la paciente engorda, la mama engorda, y si adelgaza, la mama también adelgaza, de forma que la simetría se mantiene a lo largo de toda la vida.

Al tomar grasa del abdomen, la paciente se beneficia de una mejoría estética del contorno abdominal, como si se tratara de una Abdominoplastia. 

Recomendaciones postoperatorios

No es una cirugía dolorosa: a partir del segundo día post-operatorio la paciente controla las molestias solo con paracetamol. Tolera la radioterapia, a diferencia de las  reconstrucciones realizadas con expansor y prótesis o, solo prótesis.

 

 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top