Mesoterapia Corporal

En el origen de la celulitis, a parte de factores hereditarios y/o constitucionales, existe siempre una alteración de la microcirculación sanguínea, en ocasiones acentuada por factores externos (tabaco, anticonceptivos…). Las células de grasa aumentan su tamaño y se agrupan en islotes, entre éstos se forman unos tabiques fibrosos verticales que determinan, al traccionar de la superficie cutánea, el clásico aspecto de la piel celulítica, la denominada "piel de naranja”.

La mesoterapia consiste en inyectar, justo por debajo de la superficie cutánea, pequeñas gotitas hidrosolubles de productos que actúan como lipolíticos, de reconocida eficacia, para: activar la circulación local, alterar la permeabilidad de las paredes celulares de los adipositos, facilitar la liberación de su contenido graso, mejorar la oxigenación tisular y producir una combustión local de las grasas. La inyección se realiza a lo largo de los trayectos venosos principales, y en todas las áreas celulíticas, mediante agujas muy cortas y finas, montadas sobre jeringas convencionales o mecánicas.

Es un tratamiento que no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones y se recomienda combinarlo con otros tratamientos para conseguir resultados óptimos. La Terapia Subdérmica No Invasiva, el Ballancer, las mascarillas reductoras o los fangos y algas son los tratamientos indicados en el caso de padecer celulitis. 

 

 

 

Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Desarrollo web: WEBfine
Usamos cookies propias y de terceros, para analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más info
top
Scroll To Top