Infórmate ahora

¿Necesitas más volumen?

El aumento de mamas o mamoplastia de aumento es la técnica que permite aumentar el tamaño de los senos así como realzarlos, rejuvenecerlos o equilibrar las asimetrías del pecho a partir de la colocación de prótesis mamarias.

¿Pecho caído o vacío?

El pecho caído es un concepto anatómico, en la que areola está más baja que el surco mamario. En este caso necesitaremos una mastopexia, que consiste en eliminar la piel sobrante, devolver el volumen perdido (muchas veces con prótesis) y recolocar la areola en el lugar que le corresponde estéticamente. Hablamos de pecho vacío cuando la parte superior del busto no tiene turgencia, pero la areola está por encima del surco. En estos casos, suele bastar con “rellenar” el polo superior del pecho, que es el que ha perdido el volumen. Gracias a una prótesis, las mamas vuelven a tener un aspecto rejuvenecido y turgente.

¿Necesitas una reducción?

Reducir el pecho no tiene por qué implicar dejarlo pequeño, sin forma o sin volumen. Una mama demasiado grande sufre, debido al peso, una caída progresiva que acaba por provocar una pérdida de volumen en su parte alta. En una reducción mamaria podemos restituir ese volumen perdido utilizando el propio tejido mamario o mediante un implante: el primero no siempre consigue una restitución completa del volumen y, con el tiempo, volverá a caer; un implante nos permite recuperarlo de forma más precisa y permanente. Se consiguen resultados impresionantes conjugando ambas técnicas